11 jul. 2013

¡¡FELICES 16, PRINCESA!!

Si hace unos años pensaba que había conocido ya a las mejores amigas del mundo, me equivocaba. No sabía que lo mejor estaba por llegar, y llegó durante esos meses de invierno del 2011. Tú, Paula, tú eres una de las mejores amigas del mundo le pese a quien le pese. No sabes lo afortunada que me siento de tenerte en mi vida y compartir mi tiempo con alguien tan especial como eres tú. Podría llevarme horas dándote las gracias por cada detalle que me has regalado y han conseguido hacerme feliz, porque te mereces miles de gracias pero nada sería suficiente. Has sido la única persona que ha estado conmigo en todo momento en estos últimos años, te has portado como nadie, has sabido entenderme y sobre todo aguantarme... Y eso no es fácil, aunque tú digas que sí. Con tu ayuda me he secado las lágrimas, he sacado una sonrisa y me he puesto a cantar en momentos difíciles, esas cosas por mucho tiempo que pase te puedo asegurar que no se olvidan.
Pero bueno, que no todo lo que ha pasado ha sido malo, también hemos vivido los mejores momentos de mi vida hasta ahora. Hemos reído hasta que nos dolía la cara, bailado hasta que nos quedábamos sin aire y teníamos que parar, gritado hasta quedarnos sin voz, hemos hecho el tonto para vernos sonreír, y lo más importante: hemos soñado, soñamos a diario y sabemos que algún día (espero que no muy lejano) cumpliremos esos sueños que ahora nos dan vida. Juntas hemos madurado y ahora sabemos apreciar lo importante de lo prescindible, pero nunca dejando a un lado las tonterías que tanta felicidad nos han dado.
Paula eres una persona maravillosa, y que nadie te convenza de lo contrario. Pelea contra todo lo que te haga infeliz y lucha por ti, lucha por ser la persona más feliz del mundo. A veces llegan tiempos difíciles, pero siempre hay que saber derribar lo malo y quedarse con lo bueno. Siento decirte que voy a seguir siendo la más pesada del mundo hasta que consigas sacar las garras con los que se lo merezcan, porque nadie, ni siquiera el más grande puede jugar contigo. Así que recuerda que digan lo que digan, voy a estar para recordarte lo mucho que vales y lo insignificante que es el mundo cuando lo comparo contigo.
No me queda mucho más que decir, porque sabes que soy de pocas palabras pero voy al grano. Solo que sepas que por mucho que te diga, las gracias te las daré cada día que pase haciéndote sonreír.
A tu lado sé que puedo respirar tranquila, estoy 100% segura de que nunca me fallarás porque yo tampoco sería capaz de hacértelo nunca. Como decimos nosotras, esto es para siempre.
Te quiamo, ahora y siempre.

28 abr. 2013

Ansias de primavera.

Ven. Ayúdame a desabrocharme el abrigo, que parece que ya hace buen tiempo ahí fuera. Aunque quedan pequeñas nubes de tormenta. Ellas siempre con ganas de quedarse, y el sol, aliado de la primavera, empujándolas con fuerza. Ven, no quiero que solo el cielo esté despejado. También quiero que salga el sol aquí, necesito que me ayudes a ver la vida de otro color. Me hacen falta fuerzas, para que como esa estrella gigante, consiga derribar a esas no tan pequeñas nubes tormentosas. Ven a arroparme para no tener más frío, a incitarme a decir lo que no puedo. Hazme gritar hasta quedarme sin voz si eso me hará sentir mejor. Seca mis lágrimas cuando me derrumbe y déjame llorar cuando lo necesite. Ahora todo está mejor, siento calor en mí y mis ojos ya no están enrojecidos. Sabía que con tu ayuda todo sería más fácil, sabía que tenerte cerca me haría bien. Pero ten cuidado, mañana cuando no esté preparada volverá la tormenta. Porque siempre vuelve, cada invierno llega una nueva. A veces más severa que otras pero siempre dolorosas. Quédate conmigo. Porque cuando llegue la siguiente no quiero enfrentarme a ella sin tu ayuda. No quiero seguir sin tus dedos rozando mis mejillas para secarlas. No puedo sobrevivir sin olor cada mañana. Y si te vas, mi mente no dejará de torturarse con tus latidos. Los que ya me sé de memoria, de las incontables veces que me apoyo sobre tu pecho cuando me abrazas.

"Tranquila, lo bueno se hace esperar"


Odio esta sensación de vacío. Me oprime el pecho y cuando menos me lo espero me hace llorar como si se tratase del fin de algo que ni siquiera ha empezado. "Tranquila, lo bueno se hace esperar" dicen. No sabía a qué tipo de espera se referían, si duraría días o meses. Y sigo sin saberlo, lo único que sé es que duele. Necesito de ti, y aún no te conozco. Solo necesito que mi suerte vuelva a cambiar de dirección, y si lo hace, que sea para quedarse. No me sirven las palabras vacías ni los silencios incómodos. Yo quiero sonrisas sin forzar, risas que no parezcan acabar, besos inesperados, miradas cómplices, paseos eternos que se hagan cortos, despedidas empapadas de te quieros, un "ya te echo de menos" cuando aún no haya cruzado la calle, que no sea siempre el sol motivo de felicidad y la lluvia de tristeza... Quiero que aprendas a quererme, no prometo que sea tarea fácil, pero prometo que merecerá la pena.


20 feb. 2013

Ojos que no ven, corazón que... Sí, si siente.

Mientras que a penas le das importancia a mi existencia, yo no puedo dejar de pensar en tu mirada. ¿No te parece irónico? Yo volcando mis cinco sentidos en ti y tú sin darte cuenta... Y aunque fueras capaz de ver lo que siento, yo no lo sería de dar el paso. Ese gran paso que supone abrirte mi no tan pequeño corazón. No podría decirte que tu sonrisa me vuelve loca, que cuando noto tu presencia mi cuerpo no puede dejar de temblar un instante, que cuando nuestras pupilas se cruzan, siendo o no de casualidad, me siento la persona más feliz del puto planeta, que sería capaz de reconocer tu perfume entre una población entera. Si consiguiera decir algo, solo diría lo mucho que te odio. Te odio más que a nadie por haberme enamorado con tus detalles, por hacerme ver insignificantes cada una de tus imperfecciones comparadas con tus virtudes. Puede que no seas el príncipe azul con el que siempre había soñado, pero eres perfecto a tu manera, esa manera que me hace perder el control de esta situación. Sé que este sin fin de cuestiones no me llevan a ninguna parte, pero por más que lo intento no puedo quitarme de la cabeza tu sonrisa ni tus palabras. No sabes cuanto duele obligar a la cabeza a ignorar al corazón.

18 feb. 2013

No soy fan de los finales, aunque sean felices.

Queramos o no, todo acaba. A veces tenemos finales que nos dejan un buen sabor de boca y otras veces simplemente tenemos ganas de llorar por no explotar de rabia. Puede que algunos no sean finales, solo un punto y aparte... Pero la espera hasta el siguiente párrafo parece eterna desde la cima de ese punto, aunque como todo, acaba llegando antes de que te des cuenta. No soy fan de los finales, a mi lo que me gusta es el nudo de la historia, y será por eso que cada vez que algo termina me pongo melancólica y en vez de sentirme orgullosa por todo lo vivido solo lloro porque no voy a revivirlo.

29 ene. 2013

SWEET SIXTEEN.

Seguramente creerás que me he olvidado de este 28 de enero, que no te voy a escribir todo lo que tú ya sabes de sobra pero nunca está de más recordar, y más siendo un día tan especial. Pero no, es imposible que me pueda olvidar de algo tan importante, así que aquí está princesa.
Ambas sabemos que el 2012 ha sido un año muy amargo... Pero también sé que gracias a personas como tú, el año se ha hecho más dulce. Desde principios de años atravesamos un bache tras otro, sin parar, y sin embargo eso nos ha hecho convertirnos en dos meatballs fuertes. Tan fuertes que seríamos capaces de plantarle cara a cualquier problema que se pusiera por delante las dos juntas. Tú siempre estuviste a mi lado en mis días más tristes, conseguiste hacerme sonreír cuando solo me quedaban ganas de llorar. Y después yo misma, te demostré que también era capaz de hacerte sonreír con cualquiera de nuestras estupideces. Tonterías a las que algunos llamarían estupideces, pero yo llamo salvación. Porque sinceramente, ¿qué habríamos hecho sin ellas? Ni yo misma lo sé.
Pero basta de hablar de malos ratos, que este día no es para llantos ni caras tristes. Este ha sido tu día, tus sweet sixteen, esos que esperabas con tanta ansia y que por fin han llegado. Toda una vida contigo y a la vez sin ti. Esos años en los que no estábamos juntas pero sabíamos que nos teníamos la una a la otra... Como te dije antes, parece que el destino no se aclara con las personas que pone en nuestros caminos, pero en una cosa si acertó y fue en volver a unirnos después de tantos años. Porque, pequeña, tu sonrisa no la cambiaría por ninguna en el mundo y tus abrazos ni por millones de euros. Lo más importante es que a pesar de nuestras diferencias siempre sabemos sobrellevar la situación para no volver a separarnos. Por si no estuviera claro ya, voy a estar contigo pase lo que pase. Y espero que lo que pase sea todo bueno. MUCHAS PARTY HARD Y MUCHAS PARRANGAS, que es lo que nos hace felices y eso es esencial.
Con esto acabo ya, con nuestro 'Stay strong' por bandera y nuestras canciones secretas, nuestros bailes típicos, nuestras comilonas insaciables, nuestros caprichos, nuestros GandiaSh moments y nuestras risas interminables. Con nuestros 'toti' y nuestro 'meatball team'. Demasiados recuerdos para una misma persona, eso te describe, y dice lo imprescindible que eres no solo para mí, sino para todos. Para los que estamos y los que no están.
HAPPY BIRTHDAY. BE HAPPY BABE, BUT ALWAYS WITH ME.

20 nov. 2012

Nada se compara a sus sonrisas.

Algunos me llaman loca y otros ilusa. Muchos creen que lo que siento es algo pasajero o algo típico de la adolescencia. No sé, puede que con el tiempo me de cuenta de que lo que siento es una simple tontería, pero hasta el momento no puedo decir que
es así. Es demasiado fuerte como para no darle importancia. Un sentimiento especial, nuevo, que me da la seguridad que necesito. Es escuchar una canción y sonreír sin razón, o verles sonreír y sentirte la más afortunada de este mundo. Me preguntan por qué escucho sus canciones millones de veces sin cansarme, la razón es porque por cada vez que la escucho me hacen sentir algo distinto, cada "replay" es un sentimiento nuevo de felicidad. Sé que no los conozco, pero es el presentimiento de que son especiales lo que me hace tener esa confianza. ¿No crees que personas que hacen sentirse así a millones de personas son especiales? Piensen lo que piensen, ellos alimentan mi felicidad cada día, con una simple letra de una canción, un acorde de sus guitarras o un "Vas happenin!". Lo que sé es que no voy a dejar que esto sea un sueño más, no quiero que sea algo que se esfume con los años, quiero conseguirlo, poder mirarlos a los ojos y decirles lo que me hacen sentir, que gracias a ellos he conseguido superar millones de problemas. Por ellos he derramado muchas lágrimas, pero también me han sacado la sonrisa más bonita de todas, la que limpia los ojos llorosos y te dice que seas fuerte. Me encantaría poder darle las gracias a esos cinco chicos infantiles, torpes, locos, ilusionados por lo que les está dando la vida, porque por ellos duermo, sonrío y vivo. Todos nos preguntamos alguna vez qué pasa a nuestro alrededor, por qué a veces sale todo mal y muy pocas veces algo mejora, pero aunque no consiga la respuesta correcta nunca, tengo esa canción, que hace que todo cobre sentido. Por eso no pienso abandonar ninguno de mis sueños por muy difícil que parezcan, porque habrá un rayo de esperanza que me dirá que siga a por ello y si no, yo me encargaré de buscarlo. Porque como dice esa famosa frase que todos los que han leído este rincón de sinceridad saben: "los que sueñan tienen una razón para vivir". Si queréis llamarme loca, adelante, seré la desequilibrada mental más grande que existe si eso me va a hacer soñar.

23 sept. 2012

¿Qué es fácil?

Fácil es subir el volumen de tu reproductor hasta no escuchar nada de lo que pase fuera de ti. Es cerrar los ojos y crear en tu mente una historia que no se acerca ni por encima a tu realidad. Fácil es imaginar ser la protagonista de tu libro favorito, es fácil sonreír y hacer reír al resto. Volverte loca, saltar y bailar... Cantar como si no hubiera mañana, comer chocolate hasta reventar, eso es fácil. Cuando un mal momento consiga hacerte polvo, recuerda que siempre habrá algún detalle cómplice de tu sonrisa que estará ahí para hacerte feliz.

28 ago. 2012

Te necesito para ser feliz.

Aquí estoy, lo creas o no. En el mismo lugar donde nuestros labios decidieron tocarse por última vez, para que con el tiempo, tuviéramos un bonito recuerdo de aquella triste pero apasionada despedida. La playa que tantas veces ha sido testigo de nuestros caricias y abrazos, de tardes bañadas de "te quieros" interminables. La misma que presenció nuestra primera cita, nuestro primer beso y las primeras miradas llenas de pasión. Un sólo lugar y tantos sentimientos completamente distintos, la primera, y la última cita. Aún recuerdo el ataque de risa que me entró cuando te declaraste, tú creías que me estaba riendo de ti, pero confesé, pese a mi timidez, que me reía porque en aquel preciso momento me sentía la persona más feliz del mundo. Han pasado tan rápido estos últimos meses a tu lado... Toda una vida esperando a que llegara alguien como tú, y ahora que me había acostumbrado a ser tu mitad, te vas. Y no precisamente porque quieras irte, pero esta maldita crisis nos está arruinando a todos, y antes de que te quedes sin nada, prefiero que tus padres vayan a trabajar fuera. A cada minuto que pasa echo más de menos tus besos, esos tan dulces y suaves. También añoro tu risa, el sonido de tu voz pronunciando cualquier estupidez solo para verme sonreír. Me angustio al pensar que no puedo tenerte aquí, y mi cabeza no para de repetirme momentos en aquella playa de ensueño, y yo, víctima de la tortura, rompo a llorar como una estúpida. Pero me es imposible ser feliz sin la persona que complementa mi vida de la mejor manera posible. Porque tú me habías enseñado a ser yo, a ser la persona que siempre quise ser, a fin de cuentas, habías conseguido algo que nadie antes lo había hecho tan bien: hacerme feliz.

15 ago. 2012

Jodidos kilómetros los que nos separan.

Siento que me ahogo. Cada segundo que pasa me cuesta más respirar. Qué sensación tan insoportable y la vez intensa. Pero conozco el problema, le necesito más cerca. No soporto verlo a más de 1 metros de mi y menos si es con otra. ¿Qué distancia nos separa ahora? ¿100 kilómetros? No, quizás 200. Son demasiados... Tanto tiempo teniéndolo a tan solo 3 metros y ahora que a penas me alcanza la vista a verlo es cuando quiero tenerlo. ¿Que estas cosas pasan? A mi nunca, la verdad. Es la primera vez que sueño día y noche con alguien al que tuve la oportunidad besarle y ahora es inalcanzable. Tonta yo, tontos los miedos y las inseguridades, pero sobre toda la distancia, que también ha querido formar parte de esta historia.

Momentos inolvidables.

Existen millones de momentos, cada uno especial a su manera. Entre ellos, mágicos, locos, sorprendentes, terroríficos, placenteros, tiernos, satisfactorios, de nervios, buenos y malos. Y digo "malos" al final porque al instante son los que más daño hacen, pero al fin y al cabo los que se acaban recordando toda la vida son los que te han hecho más feliz. Los que recuerdas como si fueran sueños hechos realidad, los que te hicieron sonreír en tu peor momento, los que te ayudaron a sacar fuerzas donde creías que no quedaban. Esos momentos capaces de permanecer en tu memoria durante años estelares son los que de verdad valen la pena.