31 mar. 2012

No todo lo malo es lo peor.

He aprendido a ver mi vida de otra manera, a reírme a carcajadas de los problemas. Las heridas para mí han sido como vacunas, me han ayudado a hacerme más fuerte, para así cuando llegue la enfermedad sepa afrontar la situación y plantarle cara al problema. He aprendido que no todo lo malo es lo peor y que siempre hay alguna razón por la que luchar para que tus ojos vuelvan a brillar. Lucha por lo que quieres y sobre todo, por miles de barreras que se interpongan ante ti nunca seas tú quien te derrumbes por ellas. Porque nadie se merece que tu voz se quiebre y tu rostro se inunde de lágrimas, y si se lo merece no dejará que tu sonrisa se apague.

4 comentarios:

  1. Hay que ver como escribe la niña eh se nota que te juntas con una escritora :) Me encanta esta entrada que lo sepas y espero que cumplas lo que dices. Sigue escribiendo y haciendo sentir tanto a la gente como lo haces ahora , un beso niña increible <3

    ResponderEliminar
  2. Tengo a un buen ejemplo a seguir. Algún día escribiré como tú, pero mientras tanto me conformo con que te gusten mis entradas:)

    ResponderEliminar
  3. Guauu como mola tus textos me encanta tu blog te sigo aqui te dejo una novela que estoy comenzando http://inanemptyroom.blogspot.com.es/ Muchos Besoos8)

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias:) Le echare un vistazo, y gracias por pasarte por mi rinconcito. Muchos besos!

    ResponderEliminar