10 jun. 2012

Dilo todo o no digas nada.

Dime que todo es una pesadilla y que cuando despiertes estarás a mi lado para siempre. Dime que me amas y que nunca más me dejarás ir. Dime que fuiste un idiota y a partir de ahora pensarás en los dos y no solo en ti. Dime que duerma a tu lado una noche más. Dime que te susurre al oído todo aquello que el brillo de mis ojos demuestran. Dime que te abrace durante horas. Dime que te quiera. Dime que te bese. Pero dímelo porque sino me moriré en la agonía de quererte y no poder tenerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario