14 oct. 2011

Ojalá todo fuera tan fácil como dejarse llevar y bailar.


Si todo fuera tan fácil como dejarse llevar y bailar la vida sería mucho más sencilla para todos. A lo largo de los días nos encontramos con muchos problemas, a veces serios y otras veces no tan serios, que para unos pueden ser una tontería y para otros significar lo peor que le ha podido pasar, pero al fin y al cabo, son problemas. A mí no es que se me de muy bien bailar, pero lo intento con esmero y esfuerzo, y al final practicando todo se consigue. A veces es mejor pensar que nuestra vida es como un baile, un baile muy largo y con partes fáciles y difíciles, con partes muy bonitas y otras que no nos gustan tanto, pero que trabajándolo día a día podrías ganar el primer premio del concurso de baile más importante del mundo. Sólo consiste en fijarse en cada paso y perfeccionarlo hasta más no poder; no olvidar lo aprendido ni siquiera los errores, porque de ellos se aprenden, y mucho; sonreír en todo momento, porque eso hace que tu baile consiga ser el más bonito; intentar verlo todo desde el lado positivo pero nunca dejar de ser realista; pero no hay nada como dejarse llevar en todo momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario