9 ago. 2011

Todos ven lo que aparentas, pocos saben lo que eres...

Por esas personas que juzgan a los demás sin conocerlos y opinan sobre ellos sin saber cómo son y qué piensan. Por esos momentos en los que te enteras de que le caes mal a alguien que te estaba empezando a caer muy bien. Por esa gente con doble cara, que delante tuya se muestra de una forma y con sus otras amigas de otra, y no sabes cómo es realmente. Y es que en realidad a muy poca gente conocemos, solo sabemos que l@ conocemos cuando no hace falta fingir delante suya, cuando te pasas días y días completos a su lado y no te cansas, cuando os quedáis en silencio y no te sientes incómod@, cuando se te dibuja una sonrisa en la cara al verl@ aunque sólo hayan pasado horas sin haberos visto, cuando l@ ves llorar y tú lloras a su lado, cuando te contagia esa risa floja de vez en cuando, cuando os miráis y os entendéis con los gestos de la cara... Pequeños detalles que hacen que te des cuenta de cuánto l@ quieres realmente. Simples detalles, pero que si no estuvieran ahí no podrías vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario